Todos los pasos para que tu migración web sea exitosa

migración web paso a paso

¿Estás pensando en hacer una migración web? Es un ejercicio delicado y arriesgado si no se ejecuta bien. En este artículo, revelamos los secretos de la migración y el procedimiento a seguir. ¡Léelo hasta el final!

La migración de un sitio web: ¿Qué es?

La migración web es el acto de realizar cambios significativos en un sitio web que pueden afectar al posicionamiento de sus páginas en los motores de búsqueda (SEO).

En otras palabras, podemos decir que la migración web es similar a la mudanza, ya que es una acción destinada a trasladar toda una plataforma web (sitio web o aplicación) a otro espacio de alojamiento.

Estos cambios importantes pueden referirse a su ubicación, estructura, plataforma, la experiencia del usuario que ofrece, etc.

¿Por qué es tan delicado?

Los cambios provocados por la migración pueden venir modificar las páginas referenciadas en los motores de búsqueda y, por tanto, afectar a tus posiciones SEO.

La migración de un sitio web puede tener consecuencias tanto positivas como negativas en tu visibilidad en las páginas de resultados de los motores de búsqueda (SERP).

Por lo tanto, hay que llevar a cabo este proceso de forma cuidadosa y rigurosa para no arriesgarte a perder posiciones en el SEO.

5 tipos de migración web

  • Migración de alojamiento:

Esta migración web consiste en transferir el nombre de dominio a otro alojamiento web. Es puramente técnico porque hay que replicar el sitio. La intervención se realizará principalmente a nivel de la gestión del DNS (Domain Name System).

  • Migración de nombre de dominio:

Este otro tipo de migración web modifica la estructura de tu URL tras un cambio de nombre de marca o para hacerla más SEO Friendly. Por lo tanto, la intervención también tendrá lugar a nivel del DNS y del servidor para establecer un plan de redireccionamiento. El uso de Google Search Console para el SEO también es necesario.

  • Migración con cambio de CMS:

Se trata de migrar a otro sistema de gestión de contenidos. Esta es una operación más delicada porque tendrás que reconstruir todo tu sitio en un nuevo entorno de sistema de gestión de contenidos (CMS).

  • Migración para fusionar varios sitios:

Se trata de una migración en el caso de que, por ejemplo, hayas adquirido una empresa y quieras fusionar tu sitio actual con el de la empresa adquirida. Es un 2 en 1.

  • Migración de HTTP a HTTPS:

Se trata de una migración que cambia el protocolo para aumentar la seguridad y mejorar tu posicionamiento web.

Realizar la migración de un sitio web paso a paso

Paso 1: Bien definir la estrategia de migración

En primer lugar, define tus objetivos para crear un nuevo sitio. ¿Por qué lo quieres? ¿Cuáles son las razones? ¿Es esencial?

Organízate bien y prepara a todo tu equipo para la tarea. Planifica los recursos humanos y materiales necesarios, destaca los riesgos y oportunidades externas e internas, elige el momento adecuado para lanzar la migración.

Paso 2: Preparar rigurosamente la migración

Este es el paso más importante: preparar todo lo que necesitarás durante el proyecto. He aquí algunos ejemplos:

  • Tener todos los accesos
  • Guardar los datos
  • Identificar las especificidades SEO (estructura de URLS, información meta, sitemaps XML…)
  • Evaluar los diseños
  • Realizar un inventario de contenidos utilizando, por ejemplo, un software de análisis para identificar todas las páginas que generan más tráfico o utilizando tu CMS
  • Identificar las páginas web prioritarias
  • Integrar los nuevos contenidos en la nueva arquitectura
  • Planificar las redirecciones
  • Crear un entorno independiente para probar la migración

Paso 3: Probar, probar y probar

Es necesario tener acceso a un nuevo entorno para realizar todas las pruebas necesarias para preparar la migración lo mejor posible.

Comprueba las plantillas, el contenido, los enlaces internos, la parte técnica de SEO (malla, URL, título, URL canónica, etc.), los redireccionamientos, las herramientas de analítica en marcha…

Paso 4: ¡Es el lanzamiento!

¡Ya casi está! Recuerda eliminar todas las limitaciones puestas durante la fase de pruebas para que los buscadores y los internautas puedan acceder a tu nuevo sitio (autenticación HTTP, directivas de no indexación, robots.txt…).

Ahora hay que poner todo el contenido del sitio previamente recuperado en el nuevo servidor. A continuación, proceda a una serie de comprobaciones de contenido, como las páginas emblemáticas, el nuevo robots.txt, las redirecciones, etc. Esto es esencial para verificar que la migración fue exitosa. No olvides también configurar Search Console y modificar el DNS para que el sitio se puede ver.

Posteriormente, analiza el rendimiento del nuevo sitio web mediante los KPIs relacionados con el rendimiento del SEO y otras fuentes de tráfico, las conversiones y los ingresos generados por el sitio.

Ahora ya sabes más sobre la migración web. El rigor es la clave. Recurra a verdaderos profesionales para no poner en peligro el rendimiento de tu sitio web. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.